Antes de comenzar ….

Tienes la tarea de escribir la misión de tu iglesia. ¿Podrías escribirlo basado en lo que hace tu iglesia actualmente? ¿Qué es lo que te gustaría cambiar?

Autor

Lucas es el único gentil que escribe un libro de la Biblia. Su obra constituye 25% del Nuevo Testamento. Aparentemente, él es de Troas o Troya. Parece que se convirtió en cristiano en el segundo viaje misionero de Pablo. Hay mucha especulación acerca de él.

Lucas escribe su obra en dos partes, cada una corresponde al tamaño de un rollo de pergamino. La primera es el Evangelio según Lucas y la segunda es el libro de Hechos de los Apóstoles. Entre estas dos obras tenemos la historia de Jesús y la de sus seguidores hasta el año 60.

En Lucas Jesús va a Jerusalén; en Hechos, empieza en Jerusalén y va hacía todo el mundo. Esto le da a los dos libros una estructura de un quiasmo. También debemos observar que los dos libros terminan con dos juicios: el de Jesús y el de Pablo. Van ante los mismos tribunales: el Sanhedrin, el procurador y rey un Herodes.

Lucas y los otros evangelios

Mateo, Marcos y Lucas tienen ciertos elementos comunes. Pero a pesar de sus similitudes nos relatan historias de Jesús que son distintos en sus énfasis y dan explicaciones complementarias. El hecho de que nos relaten cosas diferentes confirma su mensaje de cómo es Jesús. Si fueran iguales, no tendrían razón de ser.

Cuatro preguntas a qué responde el Evangelio según Lucas

¿Cómo pueden estar incluidos los gentiles en el pueblo de Dios como coherederos de las promesas?

¿Por qué los judíos resistieron el plan de Dios?

¿Cómo cumplía Jesús el plan de Dios? ¿Cuál es el papel de Jesús en la realización del plan de Dios hoy?

¿Cómo podemos responder a Jesús hoy? ¿Qué es un discípulo de Jesús hoy en nuestra cultura?

La misión de Jesús

Lucas incluye varias declaraciones de la misión de Jesús (4:18-19; 5:30-32; 10:16 y 19:10). Habla de que Jesús buscaba alcanzar a los pobres, enfermos, los perdidos y necesitados: “… porque el Hijo del Hombre ha venido a buscar y a salvar lo que se había perdido”, (Lucas 19:10).

Bosquejo

La presentación del Evangelio de Lucas (Lucas 1:1-4)

La presentación de Jesús (Lucas 1:5-4:13)

El ministerio de Jesús en Galilea (Lucas 4:15-9:50)

El viaje a Jerusalén (Lucas 9:51-19:44)

El rechazo, muerte y resurrección de Jesús (Lucas 19:45-24:53)

  1. La presentación Jesús (1:1-4:13)

Prólogo (1:1-4)

Lucas explica su meta y método en el Prólogo. Su meta es tener una explicación con certeza de lo que había sucedido en la vida de Jesús. Su método era “investigarlo diligentemente”, que quiere decir, que fue a entrevistar a cada uno de los que atestiguó los hechos. Esto indica que Lucas fue uno de los primeros historiadores de todos los tiempos.

  1. Presentación de Jesús (1:5-4:15)

Antes del nacimiento de Jesús hay muchos anuncios proféticos que vienen en la forma de las profecías del Antiguo Testamento. Esto indica que Jesús viene a cumplir las promesas de Dios. María, madre de Jesús, cita a Ana, madre de Samuel, el profeta que había ungido a David como rey, en referencia a que Jesús cumpliría el pacto con David (1 Samuel 7:14 y 16). Zacarías, padre de Juan el bautista, profetizó que Dios está cumpliendo las promesas hechas a Abraham (1:54-55).

Todas las personas involucradas en el nacimiento de Jesús (1:5-2:52) son pobres. El pesebre donde nació Jesús, los pastores, los sacrificios que ofrece María son de los más pobres de los pobres y la viuda que profetiza en su presentación en el templo. La salvación es para todo el pueblo, hasta los pobres recibirán la salvación de Jesús.

Todos estos anuncios confirmaban que Jesús era el Mesías que cumpliría las promesas que Dios había hecho.

Su preparación para el ministerio (3:1-4:13)

Juan anunció a Jesús y lo bautizó. Juan el bautista tomó el papel de Samuel para señalar al nuevo rey Jesús descendiente de David.

El Espíritu desciende sobre Jesús

Jesús fue llevado al desierto por el Espíritu para ser tentado. Obviamente la tentación de Jesús es un paralelo a los Israelitas porque Jesús está tomando el lugar de Israel como el pueblo de Dios, pero Jesús no cayó ante la tentación y los Israelitas sí.

  1. El ministerio de Jesús en Galilea (4:16-9:50)

Jesús predica en la sinagoga de Nazaret (4:16-30). Jesús tomó para sí mismo la profecía de Isaías 61 cuando leyó este texto y dijo que en ese momento se estaba cumpliendo en los oídos de los presentes. La sinagoga era un foro abierto para que uno pudiera compartir sus ideas.

Jesús enseña en Capernaúm  (4:31-37)

Jesús sana a la suegra de Pedro y a otros (4:38-41)

Jesús anuncia el evangelio (4:42-44)

Jesús llama a sus primeros discípulos (5:1-11)

Muestras de la divinidad de Jesús (5:12-32)

Jesús empezó sanando a uno que tenía lepra (supuesta señal de pecado), un paralítico a quien le perdona sus pecados (indicando que es Dios) y llama un publicano a seguirle (un enemigo del pueblo). Luego hace dos señales en el sábado, indicando así su divinidad. Estas señales tienen el claro propósito de comunicar que Jesús es Dios.

Jesús está enseñando a sus discípulos quién él es, su identidad que pasa a ser normativa para la iglesia. Esta etapa del ministerio de Jesús termina cuando los discípulos reconocen que Él es el Mesías.

Jesús replantea la religión (5:33-39)

Jesús, al contestar la pregunta acerca del ayuno, indica que está cambiando la manera en que sus seguidores van a practicar su fe en Él. El cambio va a ser radical. Aún hoy resistimos la religión de Jesús.

Jesús sana en el sábado (6:1-11)

Los judíos creían que sólo Dios podría trabajar el sábado. Entonces, cuando Jesús sanó y perdonó pecados en sábado,  sus acciones testificaban que Él era Dios mismo encarnado.

Jesús nombra a los doce Apóstoles (6:12-16)

Jesús está empezando el nuevo Israel (12 patriarcas – 12 apóstoles).  Esto toma más significado en otros libros del Nuevo Testamento cuando expanden está concepto.

El sermón en la llanura (6:17-49)

Jesús, como Moisés, bajó de una montaña para dar un discurso a la gente. Lucas esta poniendo a Jesús en el papel de Moisés (Deuteronomio 18:15).

Dos señales: El centurión pide por su siervo y una resurrección (7:1-17)

Juan pregunta si Jesús es el Mesías o deben esperar a otro (7:18-35)

Una mujer unge los pies de Jesús (7:36-50)

Jesús predica y recibe apoyo económico de mujeres (8:1-3)

Sigue el plan de predicar el evangelio en todas partes. Un grupo de mujeres lo patrocina. Es importante hoy que la gente apoye la predicación del evangelio de Jesús.

La parábola de los cuatro terrenos (8:4-15)

Relata las diferentes maneras en que la gente responde a la predicación del evangelio. Jesús no tenía la idea de que todos iban a responder de la misma manera. Pero sí dijo que la semilla es para todos.

Jairo y la mujer con un flujo de sangre (8:40-56)

Jesús envía a sus discípulos en una misión (9:1-11)

Jesús no estaba contento de sólo tener discípulos, les manda hacer lo que él estaba haciendo: predicar el evangelio. Les dice que no lleven muchas cosas con ellos. Lo atractivo no es el espectáculo que van a realizar. También indica que los “misioneros” tienen que depender de aquellos que reciben el mensaje. No le envía con dinero, ni nada extra para sostener la misión. Les mandó a quedarse en las casas de la gente que estaba escuchando su mensaje. ¿Qué esperaba Jesús que aprendieran en las casas de la gente que no podría aprender en otros lugares?

Después de que regresen de su misión, Jesús recibe su reporte de lo que hicieron en la misión. Jesús da el paradigma para la misión con su vida y las tareas asigna a sus discípulos.

Jesús alimenta a 5,000 (9:12-17)

La confesión de Jesús es el Cristo (9:18-27)

Esta confesión cambia el enfoque de Jesús de confrontar a los judíos con su identidad al instruir a sus discípulos sobre cómo seguirle. La primera enseñanza de Jesús es que va a padecer, morir y resucitar.

La transfiguración (9:28-36)

Jesús sana al endemoniado (9:37-42)

Jesús anuncia su muerte (9:43-50)

  1. El viaje a Jerusalén (9:51-19:44)

Ya que los discípulos han identificado a Jesús como el Mesías, su propósito es acompañarlo a Jerusalén porque morirá por su pueblo. En el camino a Jerusalén, Jesús enseña a sus discípulos su camino y cómo seguirle. Casi todos los episodios en esta sección tienen que ver con instrucción a los discípulos. ¿Cuántas lecciones para el discipulado puedes encontrar?

Oposición samaritana (9:51-55)

El costo de seguir a Jesús (9:57-62)

Jesús envía a los setenta y dos (10:1-24)

Discipulado (10:25-11:13)

El buen samaritano (10:25-37)

El discípulo es uno que ama al Señor su Dios y su prójimo. Esto es como tener vida.

Y ¿quién es tú prójimo?  La persona en necesidad.

María y Marta pelean sobre quién sirve a Jesús y él les dice que es mejor que uno aprenda de Él.

Jesús enseña cómo orar.

Jesús y Beelzebú (11:14-54)

Una acusación de los incrédulos era que Jesús tenía un demonio. Esto es ridículo, pero muestra que la gente que rechaza a Jesús está dispuesta a creer cualquier cosa para evitar creer en él.

Discipulado (12:1-48)

Los discípulos debían cuidarse de la hipocresía, la avaricia y la ansiedad. Debían ser vigilantes y fieles.

Jesús es causa de división (12:49-14:24)

“Yo he venido para echar fuego sobre la tierra, y ¡Cómo quisiera que ya estuviera encendido!”, (Lucas 12:49 NBLH).

Muchas veces pensamos en el cristianismo sólo como algo que trae paz y bienestar, sin embargo Jesús da muchas advertencias de conflicto y división.

Primer milagro en el viaje a Jerusalén (13:10-17)

Jesús sanó a una mujer que había estado enferma por 18 años.

Segundo milagro en el viaje a Jerusalén (14:1-6)

Jesús preguntó si es permitido sanar en sábado. La respuesta fue silencio y Jesús respondió sanando en el día de reposo.

Discipulado (14:25-35)

Parábolas de lo perdido: la oveja, la moneda y los dos hijos (15:1-32)

Jesús enseña la importancia de los perdidos para él con tres parábolas. ¿Cuál es la importancia de los perdidos para Jesús?

El mayordomo infiel (16:1-31)

Este es uno de los textos más difíciles de interpretar debido a que parece que Jesús está aprobando las malas acciones del mayordomo. Pero Jesús está enfatizando que si realmente creemos en su mensaje debemos, por lo menos, promover nuestros valores finales en lugar de solo tratar de sobrevivir en este mundo.

El segundo ejemplo en esta sección habla de los fariseos que buscan justificarse ante los hombres. Jesús comentó que lo que es bueno para los hombres no siempre es bueno para Dios. Explicó las dispensaciones: “la ley y los profetas eran hasta Juan; desde entonces se anuncia el evangelio, y todos se esfuerzan por entrar en él”, (16:16). Jesús no ve una dispensación después del evangelio que anuncia que todos pueden entrar en el reino de Dios.

El tercer ejemplo es el rico y Lázaro, donde el rico no da misericordia a nadie aquí en este mundo y está pidiendo misericordia al Lazaro, un mendigo, cuando llega al cielo. Jesús indica que no hay arrepentimiento después de la muerte y que sólo hoy podemos arrepentirnos.

Más instrucciones para discípulos (17:10-18:8)

No hagas tropezar a los pequeños (17:1-10)

“Si tuvieran fe como un grano de mostaza…” esta frase parece enfatizar sólo la necesidad de creer en algo, pero si nuestra fe no está en Jesús solamente, no cuenta para nada. La fe de la que Jesús habla es nuestra confianza en Él, pues  puesta en otra persona o cosa es idolatría.

Tercer milagro en el viaje a Jerusalén (17:11-19)

Los 10 leprosos muestran a los discípulos de Jesús la importancia de dar gracias. El que es agradecido es un samaritano que no tenía el derecho de la sanidad.

¿Cuándo va a llegar el Reino de Dios? (17:20-37).

La gran desilusión de los judíos era que ellos estaban buscando el Reino de Dios como una realización de un reino donde un Mesías iba a reinar y establecerles el dominio sobre todos los otros pueblos de la tierra. Su visión de una utopía les impedía ver el reino que Jesús anunciaba.

La petición de la viuda (18:1-8)

Podemos estar seguros de que Dios hará justicia a su pueblo.

El fariseo en contraste con un publicano (18:9-30)

Si piensas que Dios te escucha porque eres bueno, piénsalo dos veces. Aquí Jesús indica que Dios está más dispuesto a escuchar a una persona que reconoce sus debilidades.

Jesús anuncia su muerte y resurrección (18:31-18:34)

Lucas presenta seis anuncios de la muerte de resurrección en el viaje hacía Jerusalén (9:22; 9:44-45, 12:49-50; 13:32-33; 17:25 y 18:31-34). Cada predicción agrega un detalle de la muerte y resurrección de Jesús. Lucas muestra que su muerte y resurrección cumple lo que estaba profetizado en las Escrituras y que los discípulos de Jesús no comprendían lo que Jesús estaba diciendo, particularmente la relación de la muerte de Jesús con el Antiguo Testamento. El Señor aclara los detalles con sus discípulos después de su resurrección (24:32 y 45-48). Uno debe hacer una lista de sus predicciones y relacionar su cumplimiento con su arresto, muerte y resurrección.

Cuarto milagro en el camino a Jerusalén (18:35-43)

Jesús sanó a un mendigo ciego de Jericó. Este hombre identifica a Jesús como el Hijo de David y le pide misericordia.

Zaqueo sube a un árbol para ver a Jesús (19:1-10)

Al igual que el ciego, Zaqueo no puede ver a Jesús. Esta vez Jesús inicia el contacto y va a su casa. El publicano está tan contento de recibir a Jesús que se llena de gozo y regresa todo el dinero que había robado. El arrepentimiento incluye restitución.

La parábola de las minas (19:11-27)

El motivo de esta parábola era que Jesús estaba cerca de Jerusalén y la gente pensaba que el reino de Dios iba a manifestarse en cualquier momento. Con esta parábola Jesús está explicando que va a dejar su reino a cargo de sus discípulos, no sólo los 12. Su ausencia iba a ser por un tiempo considerable.

Se nota que Jesús está diciendo que no habrá igualdad entre los obreros en este tiempo. Uno debe cumplir con la tarea dada por Jesús y él no está en contra de hacer un negocio con ganancia.

Esta parábola también enseña que Jesús va a recompensar a sus siervos cuando regrese. Y los siervos que no son productivos son considerados enemigos del rey y algunos van a considerar injusto la decisión de dar más al que ya tenía más.

La entrada triunfal (19:28-40)

Primero es difícil establecer el final del viaje. Algunos ponen la entrada de Jerusalén como la etapa final.

Si uno revisa las citas del Antiguo Testamento mencionadas en este episodio se puede ver que es un claro anuncio de que Jesús es el Mesías y la obra que realiza en este día va a salvar a Su pueblo. Aun los fariseos entendieron lo que estaban haciendo, ya que pidieron que Jesús reprendiera a sus discípulos porque estaban blasfemando (según ellos). El Maestro respondió que si los callaba las piedras iban a gritar, porque a quien estaban adorando era Dios.

  1. Jesús en Jerusalén (19:45-23:56)

Lucas indica que Jesús estaba se estaba dirigiendo a los eventos que llevaron a Su muerte. Jesús les dio instrucciones para conseguir el burrito que nadie había montado y dónde iban a cenar la última cena. También sus discursos provocaron que sus enemigos se enojaran con él para matarle. Su diálogo cuando limpiaban el templo y la parábola de los labradores malvados (20: 9-19) son ejemplos de esta provocación. Jesús también estaba buscando cumplir al pie de la letra lo que el Antiguo Testamento decía de Él.

Cinco secciones:

  1. Controversias antes de su juicio (19:45-21:4)
  2. Jesús describe la caída de Jerusalén (21:5-38)
  3. Los eventos antes del arresto de Jesús (22:1-38)
  4. El arresto y los juicios de Jesús (22:39-23:56)
  5. La vindicación de Jesús: La resurrección (24:1-53)
  1. Controversias (19:45-21:4)

Jesús limpia el templo (19:41-20:8)

Jesús está enojado al decir:  “Mi casa será una casa de oración…” (19:46). Es decir que es divino porque está hablando de su casa y no la casa de otro dios.

Parece que Jesús limpia el templo dos veces, al principio (en Juan 2) y al final de su ministerio.

La respuesta de los sacerdotes, los escribas y los líderes del pueblo era matarle y el resto del pueblo estaba interesado en escuchar a Jesús (19:47-48).

Luego, líderes se preguntan: ¿quién le dio a Jesús autoridad para hacer estas cosas?

La parábola de los labradores malvados (20:9-19)

Jesús provoca aún más a los dirigentes de ser malos con la parábola de los labradores malvados porque por este medio los acusa de oponerse a Dios. La reacción cumple con lo que está escrito en el Salmo 118:22, en cuanto a que la piedra angular siba a ser desechada.

¿Pagamos impuestos? ( 20:20-26)

¿Habrá matrimonio después de la resurrección? (20:27-40)

La ofrenda de la viuda (21:1-4)

Los hombres se fijan en quién da más ofrenda (cantidad de dinero) y Jesús también (porcentaje de los bienes).

  1. Señales del fin (21:5-36)

Hay mucha controversia sobre este pasaje y los paralelos. El contexto inmediato indica que Jesús está hablando acerca de la destrucción del Templo por los Romanos en el año 70 d. C. En esa ocasión, Tito destruyó Jerusalén por completo y usó el botín para construir el coliseo de Roma. Luego Jesús habla de que sus seguidores van a ser odiados por el mundo al igual que su Maestro. Hay otros que interpretan que algunos sucesos ocurrirán justo antes de la segunda venida de Jesús.

Jesús predice la caída de Jerusalén (21:20-28)

Los eruditos que no creen que Dios interviene en la historia no pueden creer que Jesús había precedido la caída de Jerusalén. Entonces proponen que Lucas escribió su Evangelio después del año 70 d.C. o después que habían ocurrido los eventos de la caída de Jerusalén por mano de Tito en el año 70 d. C.

OJO: Estos comentarios reflejan un escepticismo radical de sus autores, indicando que ellos creen que la Biblia sólo es el producto de la mente humana y no esta inspirada por Dios. Este escepticismo radical infecta muchos comentarios y evita que creamos en Dios.

  1. Judas hace el complot para traicionar a Jesús (22:1-2)

La última cena (22:7-46)

Jesús sigue la tradición de la Pascua. De hecho, la Santa Cena es su continuación. Como en la Pascua se sacrificó un cordero, Jesús es el Cordero sacrificado en nuestro lugar para que podamos tener paz para con Dios. Jesús dijo que este es el establecimiento del NUEVO PACTO profetizado por Jeremías (31:31-34).

Jesús establece el nuevo orden de liderazgo: “el que manda como el que sirve”, no como las otras autoridades “que ejercen autoridad” (22:23-30). Establece el patrón de liderazgo por su servicio a la gente. Aquí está prohibiendo que las autoridades sean los señores que mandan a la gente por aquí y por allá. Pedro captó el sentido en 1 Pedro 5:3-4 donde exhorta a los pastores a ser ejemplos y no capataces.

Jesús advierte a Pedro de su tentación (21:31-38)

Jesús ora en monte de los Olivos (21:39-46)

  1. El arresto, los juicios y la crucifixión de Jesús (22:39-23:56)

Pedro niega a Jesús (22:54-62)

Los soldados se burlan de Jesús y Jesús ante Pilato y Herodes (22:63-71)

Esto cumple las predicciones de Jesús acerca de su muerte.

El juicio de Jesús muestra su inocencia de las acusaciones.

El relato de la crucifixión de Jesús muestra que realmente murió. Esto es necesario para mostrar que ha resucitado. Primero tiene que haber un muerto.

  1. Jesús resucitado (24:1-53)

Las mujeres (24:1-12)

Primero, tenemos el testimonio de las mujeres que fueron a la tumba y no encontraron el cuerpo de Jesús y el testimonio de los “dos hombres” de que Jesús estaba vivo. No lo encontraron. Los mismos discípulos no creyeron en el reporte de las mujeres.

Los dos en el camino a Emaús (24:13-35)

Segundo, Jesús tiene un encuentro con dos discípulos en camino a su casa a unos 11 kilómetros de Jerusalén. Ellos habían escuchado reportes de la resurrección de Jesús, pero no lo creían. Les abrió las Escrituras para que pudieran entender lo que había pasado con Él. Les dio un estudio de todo el Antiguo Testamento.

“… Comenzando por Moisés y por todos los profetas, les explicó lo que se refería a Él en todas las Escrituras” (24:27). Ellos estaban emocionados, pero no le reconocieron hasta que partió el pan.

Los discípulos (24:36-53)

Jesús tiene una reunión con sus discípulos para explicar lo que había sucedido. Ellos estaban llenos de temor y dudas. Jesús les muestra que esta vivo comiendo con ellos. Él recordó lo que les había dicho que esas cosas iban a pasar. Aunque ellos lo habían escuchado no le creyeron. Otra vez Jesús les explicaba los eventos con las Escrituras. Sin Escrituras creer es imposible.

Las Escrituras para Jesús eran la Ley de Moisés (los primeros 5 libros del Antiguo Testamento), los Profetas (Josué, Jueces, Samuel y Reyes) más los profetas posteriores (Isaías, Jeremías y Ezequiel más el libro de los Doce Profetas (Oseas a Malaquías) y los Escritos (Salmos, Job, Proverbios, Eclesiastés y Cantares, Ester, Esdras, Nehemías, Daniel, Lamentaciones y Crónicas.

Jesús nos da un principio básico para la interpretación: el Antiguo Testamento habla de Cristo. Las promesas del Antiguo Testamento están cumplidas en Él.

Jesús indica que todo el Antiguo Testamento es acerca de Él. Él está cumpliendo lo que estaba escrito acerca de sñi mismo. Por esto podemos saber que Jesús es el Mesías. Esto aclara mucho la manera en que debemos leer el Antiguo Testamento. Esta idea de que toda la Biblia está centrada en Jesús viene de él mismo.

A pesar de que Jesús había anunciado su resurrección antes de morir en la cruz, los discípulos no captaron que iba a resucitar. La resurrección les tomó por sorpresa.

Jesús anunció que el evangelio (la historia de Jesús) tenía que ser proclamado a todas las naciones (etnias o familias) de la tierra (24:46-49).

Antes de terminar …

Revisa el evangelio de Lucas y reescribe la misión de la iglesia. A la luz de Lucas, ¿qué cosas requieren ser modificadas en la declaración de misión que escribiste en la sección “antes de comenzar…”? ¿Estás trabajando en la misión de Jesús o tienes otra misión? ¿Cómo se compara lo que predica hoy con lo que predica Jesús?

Bibliografía:

Douglas Stewart y Gordon Fee, How to read the Bible Book by Book, Zondervan.

Darrell L. Bock, Luke, Baker.

Guillermo Hendricksen, Lucas, El Faro.

Leon Morris, The Gospel according to Luke, IVP.

Anthony Thielman, Teología del Nuevo Testamento, Vida.


Índice N.T.