ISAÍAS

Isaías era un profeta en tiempos de crisis en el siglo VIII antes de Cristo. Vio la derrota y aniquilación del reino de Israel (norte) y como Judá también estaba a punto de desaparecer pocos años después por las mismas causas.

El libro de Isaías muestra una unidad en todo el libro. Como es una poesía cada parte es muy precisa y requerida para mantener el balance para que el libro logra la precisión necesaria para estar en balance. Dudo que Isaías pudo haber sido escrito por varios autores y mantener la poesía en todo el libro.

La poesía hebrea usa muchos paralelismo y patrones que se repitan. También tiene un sin fin de quiasmos que es el patrón abba. Esto hace que Isaías sigue el patrón poético y no la secuencia de presentar ideas como nosotros.

La primera sección describe el problemática situación de Judá de ser el pueblo de Dios y estar lleno de pecado. Se centra en la vida del rey Acaz y sus luchas para creer en el Señor.

La segunda crisis están en la vida de Ezequías que también no cree que el Señor sea capaz de salvar a su pueblo y busca alianzas para salvarse también de los asirios.

Isaías se divide en 3 libros: El libro del rey (Isaías 1-37), El libro del Siervo (Isaías 38-55) y El libro del Conquistador Ungido (Isaías 56-66).

Unos versículos de Isaías que capta lo maravilloso del pensamiento de Dios.
Porque Mis pensamientos no son los pensamientos de ustedes, ni sus caminos son Mis caminos, declara el Señor. Porque como los cielos son más altos que la tierra, así Mis caminos son más altos que sus caminos, y Mis pensamientos son más altos que sus pensamientos (Isaías 55:8-9).

El libro del Rey (Isaías 1-37)

Diagnostico y Pronostico (Isaías 1-5)
El pueblo no conoce a Dios (Isaías 1:2-9).
Oigan, cielos, y escucha, tierra, porque el Señor habla: “Hijos crié y los hice crecer, pero ellos se han rebelado contra Mí. El buey conoce a su dueño y el asno el pesebre de su amo; pero Israel no conoce, Mi pueblo no tiene entendimiento (Isaías 1:2-3).
La ignorancia de Dios significa que ellos destorcieran todos los aspectos de su culto, que revuelven otros dioses en su adoración. Y no sólo es el culto que va desviado, sino también toda la vida de los que ignoran a Dios:
Pues Jerusalén ha tropezado y Judá ha caído, por que su lengua y sus obras están contra el Señor, rebelándose con Su gloriosa presencia (Isaías 3:8).


Dios esta enojado con su pueblo por su deslealtad. Isaías indica que Dios va a destruir su pueblo por su ignorancia de él.

Sin embargo, Dios va a ser fiel al pueblo y restarurarlo en el futuro.
Aquel día el Renuevo del Señor será hermoso y lleno de gloria, y el fruto de la tierra será el orgullo y adorno de los sobrevivientes de Israel (Isaías 4:2).

A1. El crisis de Acaz (Isaías 6-12)
El llamado de Isaías (Isaías 6:1-13)
En el dialogo del llamamiento de Isaías encontramos la afirmación de que Jehová es Santo. El título que le da a Jehová es “El Santo de Israel”. Este título es más común en Isaías que en todos los otros libros del Antiguo Testamento combinados.

Segundo, el llamado de Isaías no es para que la gente se arrepiente, sino para que rechazan el mensaje y no reciben la salvación:
Ve, y dile a este pueblo: Escuchen bien, pero no entiendan; miren bien, pero no comprendan. Haz insensible el corazón de este pueblo, endurece sus oídos, y nubla sus ojos, no sea que vea con sus ojos, y oiga con sus oídos, y entienda con su corazón, y se arrepienta y sea curado.

Entonces dije: “¿Hasta cuando, Señor?” Y El Respondió: “Hasta que las ciudades esténdestruidas y sin habitantes, las casas sin gente, y la tierra completamente desolada; hasta que el Señor haya alejado a los hombres, y sean muchos los lugares abandonados en medio de la tierra. Pero aún quedará una décima parte en ella, y ésta volverá a ser consumida como el roble o la encina, Cuyo tronco permanece cuando es cortado: La simiente santa será su tronco” (Isaías 6:9-13).

Acaz esta luchando contra los invasores Asirios que se destruyen el reino de Israel (el norte) también Acaz es un rey infiel a Dios. Para salvarse busca aliarse con otras naciones para protegerse contra la fuerza militar de Asiria. Pero participa en el culto a Moloch con el sacrificio de sus hijos. Esta infidelidad pone en riesgo la linaje de David. Sin embargo, el plan de Dios es para un rey de la casa de David. Dios siempre es fiel a su pacto.

Isaías advierte a Acaz, “Si ustedes no creen, de cierto no permanecerán” (Isaías 7:9). Y también debe pedir como Gedeon un señar al Señor. Pero Acaz es tan incrédulo que ni siquiera quiere poner una prueba al Señor, “No pediré, ni tntaré al Señor” (Isaías 7:12). En este contexto Isaías da la señal que una señal, “Una virgen concebirá y dará una a luz a un hijo, y Le pondrá por nombre Emanuel” (Isaías 7:14; ver Mateo 1:23).

Isaías da una descripción de la obra de este hijo en los siguientes capítulos de esta sección. La descripción es tanto positivo (Isaías 9:1-7) como negativo ya que el brazo del Señor todavia esta extendida” (Isaías 9:17; 21 y 10: 4).

B1. El pueblo de Dios entre las naciones (Isaías 13-27)
Esta sección pronuncia juicio contra las naciones que rodean a Judá, pero también incluye un juicio sobre Israel. También se extiende un rayo de luz de que Dios va a hacer:
Un trono se establecerá en la misericordia, y en él se sentará con fidelidad, en la tienda de David, Un juez que busque lo justo y este puesto a la justicia” (Isaías 16:5).
Este trono es para todas las naciones. Habrá un tiempo en que Dios va a sana las naciones incluyendo a Egipto.
Y el Señor herirá a Egipto; herirá pero sanará. Y ellos volverán al Señor, y El les responderá y los sanará. Aquel día habrá una calzada desde hasta Asiria. Los Asirios entrarán en Egipto y los Egipcios en Asiria, y los Egipcios adorarán junto con los Asirios. Aquel día Israel sera un tercero con Egipto y con Asiria, una bendición en medio de la tierra, porque el Señor de los ejercitos lo ha bendicido, diciendo: ‘Bendito es Egipto Mi pueblo, y Asiria obra de de Mis manos, e Israel mi heredad’ (Isaías 29:22-25).
Hay esperanza para todos los pueblos en la obra de Hijo (Isaías 7:14).

A2. El crisis de Ezequías (Isaías 28-35)
Ezequías tiembla ante el poder de Asiria. Piensa que se requiere de la ayuda de otras naciones, aun que es prohibido por Dios.

El fundamento para una relación con el Señor es el creer:
Yo pongo por fundamento en Sion una piedra, una piedra probada, Angular, preciosa, fundamental, bien colocada. El que crea en ella no será perturbado (Isaías 28:16).
Pero uno no puede confiar en Dios si esta confiando en los hombres. Es con toda confianza o nada de confianza. Ezequías no puede confiar en el Señor en en Egipto al mismo tiempo.

B2. Dios confirma el futuro de su plan para la linaje de David (Isaías 36-37)
Los asirios invadieron a Judea y sólo Jerusalén se mantuvo en pie. Todo el país estaba derrotado. Ezequias se da cuenta que su única esperanza es que el Señor interviene para rescatar la ciudad. No hay otra solución. Entonces Ezequías oró así,
“Oh Señor de los ejércitos, Dios de Israel, que esta sobre los querubines, sólo Tú eres Dios de todos los reinos de la tierra. Tú hiciste los cielos y la tierra. Inclina, oh Señor, Tu oído y escucha; abre, oh Señor, Tus ojos y mira; escucha todas las palabras que Senaquerib ha enviado para injuriar al Dios vivo. En verdad, oh Señor, los reyes de Asiria han asolado todas las naciones y sus tierras, y han echado sus dioses al fuego porque no eran dioses, sino obra de manos de hombre, de madera y piedra; por eso los han destruido. Y ahora, Señor, Dios nuestro, líbranos de su mano para que todos los reinos de la tierra sepan que sólo Tú, oh Señor eres Dios” (Isaías 37:16-20).

El libro del Siervo (Isaías 38-55)
La sección del Siervo representa la poesía más elevada en el libro de Isaías. Esto también hace que sea más dificil comprenderlo. Usa muchas quiasmos en esta sección. Si uno no ve los quiasmos es muy difícil llegar a la conclusión correcta en la interpretación.

En esta sección de Isaías se presenta una descripción de Ezequías que contrasta con el Siervo del Señor (Cristo).

La necesidad del Siervo esta en la primera parte (Isaías 40:1-44:17).

También se presenta en detalle la misión de dos siervos del Señor (Ciro (Isaías 44:18-48:22) y Cristo (Isaías 49:1-53:12).
La última parte del sección de los siervos presenta los resultados de su misión que resulta en el jubilo de la salvación y la entrada de los gentiles en el pueblo de Dios (Isaías 54:1-55:13).
También las descripciones del siervo están en contraste con el Conquistador Ungido de la siguiente sección (Isaías 56-66).

Lo que el Señor hace en el futuro con Ciro sirve de confirmación de lo que va hacer con su otro Siervo Cristo. La gente ya pueden confiar en Dios porque siempre cumple Su palabra a pesar de las circunstancias inmediatos.

La enfermedad de Ezequias (Isaías 38-39)
Ezequias buscaba su propia gloria más que la gloria de Dios. Aun que Dios es fiel a él en su enfermedad, continua buscando salvarse por su propia capacidad haciendo alianzas con los babilonios. El busca otras alianzas a pesar de que Dios acaba de mostrar su poder para conservar la dinastía de David matando el ejercito asirio a las puertas de Jerusalén.  El resultado es que todos sus tesoros y pueblo se van a babilonio por que él puso su confianza más en Babilonia en lugar de Dios. La falsa confianza siempre no lleva a la destrucción.

Isaías pone en contraste el siervo (Cristo) que esta dispuesto a dar su vida por su pueblo con Ezequias que esta buscando conservar su propia vida y fama.

Consolación, Consolación (Isaías 40:1-41:20)
Israel (Isaías 40:1-
Gentiles

Promesas de redención 42:18-44:23
Agentes de redención (Isaías 44:24-53:12):
Isaías presenta dos siervos del Señor en paralelo: Ciro y Cristo. Este paralelo ilustra la soberanía de Dios en todo el proceso redentor y restauración. La profecia del siervo Ciro, confirma la profecía de Cristo. Ciro en la historia cercano y Cristo en la historia lejano.
Ciro (Isaías 44:24-48:22)
El Siervo (Isaías 49:1-53:12)

Redención proclamado (Isaías 54:1-55:13)
Los resultados
¿Qué es lo que logró la muerte del siervo?
Jubilo por todas partes por que la desolada va a tener hijos (Isaías 54:1). La descendencia va a poseerá naciones (Isaías 54:3).
La salvación va a estar anunciada a las naciones: “Todos los sedientos, vengan a las aguas; y los que no tengan dinero, vengan y compren y coman. Vengan, compren vino y leche sin dinero y sin costo alguno“ (Isaías 55:1).
La salvación es anunciada a todos los pueblos. Esta obra es del Señor. El hombre no lo pudó haberlo imaginado (Isaías 55:8-9).


a Sión
Al mundo


El libro del Conquistador Ungido (Isaías 56-66)

“Esto es la presentación el ungido esperando (Isaías 59:14-63:6), cuya obra de salvación satifacerá sus necesidades, cuya justicia cumple con todo lo que requiere Dios, y cuya venganza aplasta toda oposición. Por tanto debemos orar (Isaías 63:7-64-12) y creer confiadamente en las promesas de una nueva creación (Isaías 65:1-66:24)” (Moyter, 23).

Esta sección describe las consecuenias de las acciones de los siervos del Señor.

Esta tercera sección de Isaías empieza con una descripción de nuestros tiempos.
“Así dice el Señor: Preserven el derecho y hagan justicia, Porque mi salvación está para llegar y Mi justicia para ser revelado” (Isaías 56:1).
Nuestra esperanza no esta en lo que somos o que hacemos, porque somos pecadores (Isaías 59:1-13). Nuestra única esperanza es que el Señor pelea por nosotros y gana la victoria. No podemos esperar en nosotros mismos. La salvación es sólo por el braso del Señor, no hubo nadie más (Isaías 59:16).

Una de las consecuencias
Oración de Solomon:
1 Reyes 8:41-43 dice, “También en cuanto al extrajero que no es de Tu pueblo Israel, cuando venga de una tierra lejana a causa de Tu nombre (porque oirán de Tu gran nombre de Tu mano poderosa y de Tu brazo extendido), cuando venga a orar a esta casa, escucha Tú desde los cielos, el lugar de Tu morada, y haz conforme a todo lo que el extranjero Te pida. Para que todos los pueblos de la tierra conozcan Tu nombre para queTe tema,  como Te teme Tu pueblo Israel, y para que sepan que Tu nombre es invocada sobre esta casa que he edificado.”
Isaías comenta este texto diciendo “porque Mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos” (Isaías 56:7).  Este frase es citado en el evangelio de Marcos 11:17. Jesús esta diciendo que esta cambiando el orden de templo. Ya no es un templo de Judíos, sino el acceso a Dios esta abierta a todas las naciones. Así dice Isaías 56:6-7,
“Y a los extranjeros que se unan al Señor para servirle, y para amar al nombre del Señor, para ser Sus siervos, a todos los que guardan el día de reposo sin profanarlo, y se mantienen firmes en mi pacto, Yo los traeré a Mi santo monte y los alegraré en Mi casa de oración, sus holocaustos y sus sacrificios serán aceptados sobre mi altar; porque mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos.”
Isaías explica como Jesús cambió todo haciendo posible que los gentiles entrara en su pueblo (Efesios 2:11-22).


Isaías y el Nuevo Testamento
Isaías más que cualquier otro profeta del Antiguo Testamento captaba el plan de Dios que se plasma en el Nuevo Testamento. Es importante que uno regresa a Isaías para ver el contexto que él puso para explicar lo que Dios esta haciendo en nuestros tiempos.

Marcos empieza diciendo, “El principio del evangelio de Jesucristo el Mesías, Hijo de Dios. Cómo está escrito en el profeta Isaías” (Marcos 1:1-2).
Bibliografía
Alec Motyer, Isaías, Andamio
Kidner, Isaías, Nuevo Comentario Bíblico, Casa Bautista.
G. Goldsworthy, Estrategia Divina: Una teología bíblica de la salvación, Andamio.