La importancia del Éxodo
El Éxodo establece el patrón de la salvación para todas la Biblia. La cruz, el Apocalipsis,
salvación, sacrificio, tabernáculo, la presencia de Dios, santidad, pacto, están ligados a este
libro para ser comprendidos. Eso hace vital comprender el Éxodo.

Autor
A pesar de que La Biblia presenta a Moisés como el autor del Pentateuco (y, por lo tanto,
del Éxodo), muchos la niegan.

Fecha
José muere alrededor del año 1805 antes de Cristo. Moisés nace cerca de 1526, y huye de
Egipto alrededor de 1486. Dios lo llama por ahí del año 1446, mismo año cuando ocurre el
éxodo. Al siguiente año (1445) Dios entrega los Diez Mandamientos a Moisés, y Josué
entra en la tierra prometida en 1406. El libro del Éxodo dice que permanecieron en Egipto
430 años (Éxodo 12:41); esto sería de 1876-1446 (Kendell H. Easley, Guía Holman para
entender la Biblia: Un panorama claro y completo libro por libro, Holman, 2002).
Hay más fechas propuestas para datar el éxodo (la salida de Egipto, no el libro), pero es
necesario precisar que cualquier fecha propuesta dependerá, en mucho, de la cosmovisión
de quien la proponga. Aceptar a Moisés como su autor, implica reconocer su composición
un poco más de un año después de la salida de Egipto, lo cual dataría su escritura alrededor
del año 1450 a. C., aproximadamente.

Bosquejo
Éxodo (Éxodo 1-18:27)
Entrega de la Ley (Éxodo 19:1-24:18)
Tabernáculo (Éxodo 25:1-40:38)

Éxodo y Génesis

La Biblia es una obra en sí. Todos los libros que la componen son parte de un todo
concatenado. Por eso, en sí mismo Génesis es un libro o historia sin conclusión, por lo
tanto, su narrativa requiere la continuación en el libro del Éxodo para completar el
panorama de la fe en la revelación de Dios. Dicha continuación posiciona a Éxodo como el
complemento necesario para ver cumplidas las promesas hechas en Génesis, poniendo de
manifiesto la unidad de todo el Pentateuco. La naturaleza de la literatura hebrea, con su
narrativa, eslabona de manera consistente, con temas, conceptos, imágenes, símbolos,
paralelismos, quiasmos y progresividad, acentúa la unidad y continuación entre el Éxodo y
Génesis.

ÉXODO (1–18)

1. Crecimiento y oposición en Egipto (Éxodo 1:1-2:25)

Al llegar el fin de la estadía del
pueblo en Egipto, Dios les envió más opresión, por cuya causa la gente clamó a Dios.
La respuesta de Dios a su clamor fue el nacimiento de Moisés.

2. Llamamiento de Moisés (Éxodo 3:1-4:7)
Moisés no planeaba ser líder de su pueblo; ni siquiera estaba buscando a Dios cuando fue llamado por él, cuyo llamamiento lo tomó por sorpresa.

En dicho llamamiento, Dios le reveló a Moisés su nombre: el SEÑOR (Jehová), que
significa “YO SOY EL QUE SOY” (Éxodo 3:14), “Soy la causa de la existencia misma” (Douglas Stuart y Gordon Fee, (How to read the Bible book by book, Zondervan, p. 38). El significado es comparable con Colosenses 1:16 “Porque en él fueron creadas todas las cosas, tanto en los cielos como en la tierra, visible e invisibles: sean tronos o dominios o poderes o autoridades: todo ha sido creado por medio de él y para él” (NBLH, vea a Juan 1:1-18).

Moisés responde que no quiere ser el líder del pueblo, y rechaza cuatro veces el llamado de Dios.¿Cuáles son sus objeciones?

3. Moisés regresa a Egipto (Éxodo 4:18-31)

En su regreso a Egipto, Moisés tiene una confrontación con Dios por no haber circuncidado a su hijo, como señal de que no servía a Dios en su estadía en Egipto.

4. Moisés en Egipto (Éxodo 5:1-6:27)

Una vez en Egipto, intenta convencer a los Israelitas de que el Señor lo llamó para librarlos de su esclavitud en Egipto.

Moisés le pide al faraón permiso para ir sólo tres días al desierto a ofrecer sacrificios a Dios. Esto es el motivo de la liberación. Además de negarle Faraón la petición (Éxodo 5:3), aumentó el trabajo a los israelitas, lo cual suscitó el rechazo del liderazgo de Moisés de parte de su pueblo.

5. Las Plagas (Éxodo 6:28-10:29)

Las plagas estaban dirigidas tanto para los Israelitas como para los egipcios. Dios quería mostrarse más fuerte que cualquier dios. Los israelitas estaban tan involucrados con la religión de Egipto como los mismos egipcios. Cada plaga demostraba la falsedad de su religión, así como el poder del Señor. Con sus manifestaciones estaba convenciendo a los Israelitas de que él (Señor) era el único Dios.

6. La pascua y la décima plaga (Éxodo 11-13:16)

La pascua es una clara enseñanza de la importancia de derramar sangre para ser redimidos de los pecados; asimismo, muestra la necesidad de la muerte de un sustituto en lugar del primogénito. Todo primogénito que no sacrificase un cordero como su representante habría de morir, sin importar si era israelita o egipcio. 

Una vez que los primogénitos son librados de la muerte por el sacrificio de la pascua, pertenecen a Dios. De hecho, todo redimido pertenece a Dios, pues redención conlleva la idea de redimir, adquirir en compra a un esclavo que, por la redención, llega a ser libre y, al mismo tiempo, posesión de quién lo redimió. 

La décima plaga, además, también atacaba a la monarquía misma de Egipto, pues ponía de manifiesto que los faraones de Egipto no eran divinos, ni dueños de quienes tenían como esclavos. Dios es Señor y dueño, sólo él. 

7. Mar Rojo. (Éxodo 13:17-14:31) 

Este acto de Dios ha captado la atención de miles.  Citamos algo al principio y algo más al final:  

14:1. El Señor habló a Moises, diciendo….

Pero Yo endureceré el corazón de Faraón, y él los perseguirá. Y seré glorificado por medio de Faraón y de todo su ejército, y sabrán los egipcios que Yo soy el Señor». Y así lo hicieron.

31 Cuando Israel vio el gran poder que el Señor había usado contra los egipcios, el pueblo temió al Señor, y creyeron en el Señor y en Moisés, su siervo. (NBLA)

8. El Cántico de Moisés (Éxodo 15:1-21)
La victoria del Señor, que él la obtuvo, es un tema repetido a lo largo de toda La Biblia. El mismo tema se celebra en sentido final, culminante, definitivo y absoluto, en Apocalipsis 15:3-4. No puede ser de otro modo, pues, ¿cómo podría no ser vencedor de todo, si todo lo creado depende de él?

9.  Rumbo al Sinaí (Éxodo 15:22-18:27)

Incluso después de haber sido salvados de los egipcios, los israelitas siguen sin confiar en el Señor; son rebeldes desde su salida de Egipto.

ENTREGA DE LA LEY (Éxodo 19–24)

1. El pacto de Sinaí (Éxodo 19:1-24:11)

Este pacto marca la relación única y distintiva entre Israel y Dios. Sin embargo destacamos lo siguiente: la salvación precede al pacto. Es importante subrayar que Dios salva sin méritos. El fundamento de la salvación es la gracia y la soberana voluntad de Dios, no el cumplimiento de la Ley, ni mérito alguno conseguido por los judíos. 

El pacto fundamenta el patrón de los pactos entre las naciones. En cada pacto de este tipo hay una narrativa de cómo se establece la relación entre países, seguido por las estipulaciones que los gobiernos habrán de aplicar, incluyendo castigos y beneficios por obedecer o violar un pacto establecido. En la actualidad estos pactos son llamados constituciones. Este patrón es presentado en todo el Pentateuco y en secciones particulares como Éxodo 19:1-24:11.

2. Las Diez Palabras (Éxodo 20:1-17)

Yo soy el Señor tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre.

  1. No tendrás otros dioses delante de mí.
  2. No te harás ningún ídolo, ni semejanza alguna de lo que está arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.
  3. No tomarás el nombre del Señor tu Dios en vano, porque el Señor no tendrá por inocente al que tome su nombre en vano.
  4. Acuérdate del día de reposo para santificarlo.
  5. Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días sean prolongados en la tierra que el Señor tu Dios te da.
  6. No matarás.
  7. No cometerás adulterio.
  8. No hurtarás.
  9. No darás falso testimonio contra tu prójimo.
  10. No codiciarás la casa de tu prójimo, la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni nada que sea de tu prójimo.

3. La aplicación de las leyes 

La aplicación de las leyes se ve en los siguientes capítulos (Éxodo 20:18-23:14).

El pacto se escribió en piedra (2 Corintios 3). Los judíos juraron que cumplirían el pacto, a diferencia del pacto hecho por Dios con Abraham en Génesis 15, donde Dios afirma que él, Dios, cumplirá el pacto.

TABERNÁCULO (Éxodo 25 – 40:38)

  1. Instrucciones acerca del tabernáculo (Éxodo 25:1-31:18)

El propósito de Dios es que su pueblo tenga una relación con él. Esa es la razón de construir un tabernáculo (tener un lugar de encuentro, convivio y relación con Dios).

La adoración a Dios está estipulada en la ley. No tenían permiso de adorarle en formas no descritas en la ley.

Cuando Dios terminó de hablar con Moisés le entregó una tablas de piedra con la ley escrita por Dios mismo. Moisés descendió del Sinaí para entregarle al pueblo la ley de Dios.

  1. Rebeldía y restauración(Éxodo 32:1-34:35)

Mientras Moisés subió al monte para hablar con Dios y estuvo con él, el pueblo y Aarón hicieron un ídolo porque se les hizo larga la permanencia de Moisés en lo alto del Sinaí.  

El Señor le ofrece a Moisés cumplir el pacto que había hecho con Abraham y abandonar a los judíos; Moisés tendría descendencia como la prometida por Dios a Abraham. Dios le está prometiendo eso, pero Moisés lo rechaza (cfr 32:10) donde dice que si Moisés deja a Dios encender su ira contra ellos, Dios hará de Moisés una nación grande, sin Israel y le cumpliría la promesa de que de su descendencia saldría Jesús (cfr. 2 Co 1:20), quien, de acuerdo con Pablo es en quien se cumple toda promesa de Dios. 

  1. La construcción del tabernáculo (Éxodo 35:1-39:43)

Al final del libro del Éxodo, la construcción de tabernáculo apunta a que la meta del éxodo es estar con Dios. El propósito del libro no es enseñar acerca de la liberación de la esclavitud, ni la salida de Egipto, sino la meta de estar con Dios, vivir en comunión con él para adorarlo.

  1. El levantamiento del tabernáculo(Éxodo 40:1-38)

Cuando la habitación de Dios está lista para que él los acompaña en su viaje, el pueblo está listo para moverse hacia la tierra prometida. Dios va con ellos.

Los últimos dos puntos (3 y 4), destacan el tema central de La Biblia: la gloria de Dios y la adoración. Faraón debía dejar salir al pueblo para adorarlo. La guerra contra las deidades egipcias manifestadas en las plagas, apunta al propósito de manifestar la gloria de Dios y cómo su pueblo ha de renunciar a adorar cualquier deidad y dirigir su culto al único y glorioso Dios. 

La manifestación de su gloria suscita la respuesta humana de adorarlo sólo a él. Súmese además, que la travesía del desierto (símbolo de debilidad humana y habitación de demonios), representa que, en medio de las circunstancias humanas de vulnerabilidad, la relación con Dios es fundamental, vibrante, que la comunión con él es una relación de amor apasionado, intenso, haciendo visible el propósito de la existencia, el significado de la vida: vivir para darle gloria, para amarlo y adorarlo con todo lo que somos. 

6. El instrucciones acerca del tabernáculo (Éxodo 24:12-31:18)
El propósito de Dios es que su pueblo tenga una relación con Él. Esto es la razón de construir un tabernáculo, (tener un lugar para reunirse con Dios).
La adoración a Dios esta estipulada en la ley. No tenían permiso de adorarle en una forma que no esta descrito en la ley.
Cuándo Dios terminó de hablar con Moisés le dio tablas de piedra con la ley escrito por el dedo de Dios.  Moisés desciende para dar el pueblo la ley de Dios.
Rebeldía y restauración (Éxodo 32:1-34:35)
Moisés sube al monte para hablar con Dios y el pueblo y Aaron hacen una ídolo.
El Señor ofrece a Moisés cumplir el pacto que había hecho con Abraham y abandonar a los demás. Moisés rehusa la propuesta.
8. La construcción del tabernáculo (Éxodo 35:1-39:43)
La construcción de tabernáculo al final del libro de Éxodo indica que la meta del éxodo es estar con Dios. No es liberación de la esclavitud, ni la salida de Egipto, sino de estar con Dios.
9. El levantamiento del tabernáculo (Éxodo 40:1-38)
Cuándo la habitación de Dios esta listo para que Él les acompaña en su viaje el pueblo esta listo para mover hacía la tierra prometida. Dios esta con ellos.

Índice A.T.