Escenciales de una buena educación

Muchos están estudiando la educación superior actualmente. De estos, la gran mayoría se encuentra estudiando carreras tecnicas o ingenierias. Se elige estas carreras pues se piensa que se puede conseguir trabajo tan pronto como los estudios terminen. Estas carreras ofrecen entrenamiento para realizar tareas en areas especificas.

En el debate por la educacion, gobiernos y estudiantes se están preguntando si es importante tener una educación “clasica”, o si sólo debemos buscar una educación orientada al trabajo. Al Estado no le interesa tener arqueologos, escritores, o filosofos; sino producir ingenieros, cientificos, y tecnicos. 

La educación tecnica de hoy esta incompleta. No nos enseña a pensar, tampoco a expresar nuestras ideas. Antes de la epoca llamada La Ilustración, recibir educación clásica (filosofía, teología, idiomas, literatura) era lo más común. Hoy en día, la educación clasica ha sido reemplazada por la educación tecnica.

Las primeras metas en la educación son:

  1. Aprender a escribir
  2. Aprender a hablar
  3. Aprender a aprender 

Creo que deberia agregar: Aprender a leer. Estaba escuchando a un amigo decir que cursó toda su carrera sin abrir un solo libro. Todo estaba en PowerPoint, apuntes, y en lo que el maestro decía. Y ya que vamos camino hacía la educación virtual, debe ser aun más importante saber leer.

Martín Lutero, fundador de la educación pública, vio la importancia de saber leer las Sagradas Escrituras. El quería que todos tuvieran la capacidad de leer la Biblia para conocer a Dios de primera mano. Con la invención de la imprenta fue posible que la Palabra de Dios llegara a mas gente. Si no sabemos leer, escribir y hablar la Palabra de primera mano, sera muy dificil cumplir nuestra tarea como discípulos de Cristo.  Nuestra tarea consiste en hacer discípulos o alumnos de Jesús. Para hacerlo tenemos que leer y entender las Escrituras. Tenemos que hablar y persuadir a nuestros alumnos a seguir a Jesús. Esto significa una tarea más afin a la educación clasica que a la educación tecnica.

Publicadas por Juan C. Kennington