Cosmovisión — Escritura

Las Escrituras nos presentan una visión de que son las Escrituras. Isaías 40:6-8 dice:

““Una voz decía: «¡Grita!» Y yo respondí: «¿Y qué debo de gritar?» «Grita que toda carne es como la hierba, y que su belleza es como la flor del campo. La hierba se seca, y la flor se marchita, porque el viento del Señor sopla sobre ella. Y a decir verdad, el pueblo es como la hierba. Sí, la hierba se seca, y la flor se marchita, pero la palabra de nuestro Dios permanece para siempre.»” (Isaías 40:6-8 RVC).

Este confianza en la palabra de Dios se repite en toda la Biblia.

Pedro 1:16–212
Timoteo 2:8–102
Timoteo 3:14–17

En los tiempos antes de la imprenta (1450 d.C.) la interpretación era muy atomista, es decir, fragmentada. Con la imprenta y la Reforma empezamos a ver un nuevo tipo libros es decir, comentarios bíblicos. Con los comentarios empezamos a ver una evaluación de la enseñanza de la iglesia que antes no era posible. Muy pocos tenían la posibilidad de ver los textos con sus propios ojos. 

Desde la Reforma hemos tenido varias distintos cosmovisiones de las Escrituras en la iglesia. Algunos de estos cosmovisiones están de acuerdo con la Reforma y muchos son en contra. Algunos reflejan el estado de pensamiento cristiano antes de la Reforma. Otros reflejan la disidencia presente en la cultura europea. 

Hoy tenemos varias maneras en que la palabra de Dios está puesto en duda.Uno de las amenazas más fuertes al mensaje de las Escrituras es de verlo como un libro humano para controlar la conducta humana. En otras palabras esto era el uso de las Escrituras como  los fariseos. 

Jesús no les reclama su falta de aplicación de las Escrituras, sino su rechazo de él:
Ustedes escudriñan las Escrituras, porque les parece que en ellas tienen la vida eterna; ¡y son ellas las que dan testimonio de mí! Pero ustedes no quieren venir a mí para que tengan vida.” (San Juan 5:39-40 RVC)

 La otra manera de verlas Escrituras es de ver el tema de Jesús en todas las Escrituras.
Luego les dijo: «Lo que ha pasado conmigo es lo mismo que les anuncié cuando aún estaba con ustedes: que era necesario que se cumpliera todo lo que está escrito acerca de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos.»” (San Lucas 24:44 RVC)

Jesús continua diciendo que la clave para entender todas las Escrituras es de ver como todas las Escrituras hablan de las cosas que tienen que suceder en la vida de Jesús. Esto la clave para tener una interpretación correcta de las Escrituras.
Entonces les abrió el entendimiento para que pudieran comprender las Escrituras, (esta hermenéutica)y les dijo: «Así está escrito, y así era necesario, que el Cristo padeciera y resucitara de los muertos al tercer día, y que en su nombre se predicara el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando por Jerusalén.” (San Lucas 24:45-47 RVC).
Cuando Jesús les abría el entendimiento, es decir, que les dio el principio de entender las Escrituras del Antiguo Testamento. Todo el plan que Dios tenía para salvarnos estaba expuesto en las Escrituras. Esto era una manera de dar a conocer el plan y de poder comprobar que el plan era de origen divino. No era solo un invento (mito) humano. 

Junto con estos versículos va 1 Timoteo 2:5 que enfatiza uno de losd papeles de Jesús. Si no tenemos una descripción de los papeles de Jesús, no tenemos una manera de entender a Dios. Dios no es una caja negra donde sucede magia. Dios tiene una definición de sus funciones para ayudarnos entender y conocer como es nuestro Dios.
Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, que es Jesucristo hombre,” (1 Timoteo 2:5 RVC)

Esto contrasta con los que buscan igualar a Jesús.

Malaquias 2:7 indica que los sacerdotes tienen la obligación de enseñar la gente a conocer a Dios.  
Es el deber de los sacerdotes enseñar a la gente a conocerme, y todos deben acudir a ellos para recibir instrucción, porque ellos son los mensajeros del Señor todopoderoso.”Malaquías 2:7 DHH

¿Cómo enseñamos para que la gente conoce a Dios? En la Reforma los evangélicos llegaron a cinco principios para la enseñanza evangélica: 
1. Sola Biblia. La Biblia es la autoridad. No el hombre, ni el pastor. La iglesia, en todo caso, ha de tomar decisiones basándose en qué dice La Biblia.  
2. Sola Fe. Dios salva sólo por fe, no por obras. 
3. Sola Gratia. Como don de Dios por medio de Cristo. 
4. Sólo Cristo. No hay otro mediador, ningún sacrificio que satisfaga la justicia que Dios demanda. Cristo es el Cordero de Dios que quita los pecados del mundo. 
5. Sólo a Dios la gloria. Todo fue creado por él, por medio de él y para él. Cuanto haga la iglesia ha de ser ha de poner al Señor en el centro. 

Tenemos un “mito” entre los cristianos que el cristianismo no debe tener doctrina. Este mito también dice que la doctrina no sale de la Biblia, sino sale de la cultura de donde esta situada la iglesia.  Esto es totalmente falso. La palabra doctrina quiere decir, enseñanza. Todo el mundo que esta hablando en las iglesias esta “enseñando”. No quiero decir que todo lo que enseña en la iglesia es correcta. Pero todos que esta hablando mucho en la reunión cristiana están enseñando. 

Bibliografía:

Donald A. Carson, Amordazando a Dios, Andamio, 1999.

Graeme Goldsworthy, Gospel centered hermenéutica, IVP, 2006.

Graeme Goldsworthy, Preaching the Whole Bible as Christian Scripture, 2000

Wayne Grudem, Teología sistemática, Vida, 2007.

Mark Thompson, A Clear and Present Word: the clarito of Scripture, IVP, 2006.Francis Turretin, The doctrine of scripture, Baker. 1688/1981.

Publicada por John C. Kennington